sábado, 24 de noviembre de 2012

Antiguas guerras nucleares.


El 16 de julio de 1945 comenzaba la era nuclear, con la explosión de  Trinity , que fue la primer prueba de un arma nuclear por los Estados Unidos. Por tanto, fue la primera explosión en la historia conocida de un arma de este tipo.
         
     
Video de la prueba Trinity que fue la primera prueba de un arma nuclear por los Estados Unidos. Tuvo lugar el 16 de julio de 1945, fue parte del Proyecto Secreto Manhattan. El Proyecto Manhattan era el nombre en clave de un proyecto científico llevado a cabo durante la Segunda Guerra Mundial por losEstados Unidos con ayuda parcial del Reino Unido y Canadá. El objetivo final del proyecto era el desarrollo de la primera bomba atómica antes que Alemania la construyera.

Antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial, Lise Meitner, quien había huido hacia Estocolmo desde Austria, y Otto Robert Frisch explicaron el fenómeno de la fisión nuclear observado en el laboratorio de Otto Hahn en Berlín. Las noticias llegaron a los Estados Unidos en enero de 1939 por medio de Niels Bohr, lo que desencadenó una gran actividad científica y tecnológica que culminaría en la prueba Trinity en julio de 1945.

El origen exacto del nombre es desconocido, pero se atribuye mayormente al líder del laboratorio Robert Oppenheimer como referencia a la poesía de John Donne.
El lugar elegido para la prueba fue una zona remota de Alamogordo, después conocida como White Sands. El lugar se encontraba en la zona norte, entre los pueblos de Carrizozo y San Antonio, Nuevo México, en el desierto Jornada del Muerto, al suroeste de los Estados Unidos (33.675° N, 106.475° O).

El 7 de mayo anterior se realizó una detonación de 100 toneladas de TNT como prueba para la calibración de la instrumentación. Para la prueba en sí, el dispositivo nuclear de plutonio, de nombre clave gadget se colocó en la parte superior de una torre de acero de 20 metros para su detonación.

Archivo: Trinity Gadget.gif

A las 05:29:45 hora local, el dispositivo explotó con una energía equivalente a 19 kilotones, equivalentes a 19000 toneladas de TNT (87.5 TJ). Dejó un cráter en el suelo desértico de 3 metros de profundidad y 330 metros de ancho. En el momento de la detonación, las montañas circundantes fueron iluminadas durante uno a dos segundos. Los colores observados de la iluminación variaban desde morado hasta verde, y finalmente a blanco. El estampido de la explosión tardó 40 segundos en alcanzar a los observadores y la onda de choque pudo sentirse a 160 kilómetros de distancia. La nube en forma de hongo alcanzó 12 kilómetros.

Archivo: Trinity prueba 25ms.jpg Fireball

El director de Los Alamos, Robert Oppenheimer quien observó la demostración, más tarde comentó que el evento le recordó una línea de la escritura india Bhagavad Gita:

"Ahora me he convertido en La Muerte, Destructora de Mundos."

El director de la prueba Kenneth Bainbridge, comentó de manera menos poética

"Ahora todos somos unos hijos de puta."

Archivo: Trinity tiro color.jpg

En el cráter, la arena del desierto compuesta principalmente de sílice se derritió convirtiéndose en un vidrio de color verde claro, el cuál fue llamado trinitita. El cráter se rellenó después de la prueba, y la milicia informó del evento como una explosión accidental en un área de desecho de municiones, lo cual no fue desmentido y hecho público hasta el 6 de agosto después del ataque a Hiroshima.
El área fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1975 y es accesible al público durante el primer sábado de abril y octubre. Aún existe una pequeña radiación residual en el sitio. El Monumento Trinity, formado por una roca áspera y oscura en forma de obelisco de alrededor de 12 pies de alto (3.65 m) marca el hipocentro de la explosión.


Sólo siete años después de la primera explosión atómica en Nuevo México, el doctor Oppenheimer, que conocía bien la antigua literatura sánscrita, estaba dando una conferencia en la Universidad de Rochester. Luego, en el turno de preguntas y respuestas, un estudiante hizo una pregunta a la que el doctor Oppenheimer contestó con una extraña reserva:



Estudiante: "La bomba que se hizo estallar en Alamogordo, durante el proyecto Manhattan, ¿fue la primera en hacerse explotar? "
Doctor Oppenheimer: "Bueno…, sí. En tiempos modernos, sí, claro." 


Y a que viene toda esta tétrica introducción se preguntaran Uds,,,, a algo simple: Familiarizarnos con la forma que alguien describiría una explosión nuclear y entender así el significado de ciertos textos antiguos quitándonos toda la carga de misticismo.

Quisiera seguir si me permiten con unas preguntas: 

¿Como reaccionaríamos si hoy alguien nos viene con la historia de que hace miles de años atrás, un holocausto nuclear "volvió" a arrasar con nuestra civilización?

,,, ¿ Como reaccionaríamos si llegáramos a intuir que no es la primera vez que pasa?

,,, ¿ Como reaccionaríamos se les dijera que espacio- tiempo son dos caras de una misma moneda?,,,

¿ y como reaccionaríamos si les dijera que tendemos a repetir las mismas historias como individuos y como civilización?

En el pasado hubo una devastación nuclear de proporciones bíblicas. Cuando Oppenheimer expresó su frase terrible, indignado por su descubrimiento y efectos: ” I am become the destroyer of worlds” , se refería claramente a las consecuencias de su hallazgo bélico, pero también a la lectura de los antiguos libros sagrados de la India. Claramente, los desiertos hoy en un gran número de continentes, son el resultado de guerras nucleares de un pasado remoto.
La sorpresa ha venido del historiador Kisari Mohan Ganguli, que sostiene que los textos sagrados de la India están repletos de estas descripciones de un gran holocausto nuclear en la antigüedad, de proporciones claramente superiores a Hiroshima y Nagasaki.
Ganguli, aduce referencias en las que claramente se mencionan en los textos históricos, pasajes completos dedicados a esta devastación, describiendo sus efectos, en una extraña batalla nuclear en la Drona Parva, una sección del Mahabharata. “El pasaje claramente habla del combate en los cielos y del rugido de bombas que estallaban en los continentes.” Señala el historiador Kisari Mohan Ganguli.


Consideremos que esos fragmentos procedentes del antiguo Mahabharata hacen referencia a proyectiles cargados con la energía del Universo, tal y como puede leerse literalmente.
Una columna de humo incandescente y llama tan brillante como miles de soles en todo su esplendor  una explosión perpendicular generando una enorme columna de humo que generaba círculos concéntricos de ondas que se extendían como parasoles gigantes.

“Era una explosión desconocida como una gigantesca expansión de muerte, que redujo a cenizas la raza entera de los Vrishnis y los Andhakas. Tras unas horas la comida y los alimentos devastaron a aquellos que sobrevivieron a la explosión y los soldados intentaban lavar en vano su equipamiento y vestidos”.

Hasta ahora ningún texto antiguo había arrojado tanta luz a una descripción que nos recuerda a Hiroshima y Nagasaki. Aún así, la extremadamente precisa descripción de la devastación nos hace pensar en un holocausto nuclear en la antigüedad. Los textos sagrados hablan claro: la contaminación radioactiva posterior a los efectos de las explosiones, envenenaba a los supervivientes del holocausto. El agua y los alimentos estaban contaminados.

http://humanrevol.files.wordpress.com/2012/02/a_harappa1.jpg?w=640Cuando las excavaciones de Harappa y Mohenjo-Daro se llevaron a término, los arqueólogos descubrieron esqueletos esparcidos por toda la zona como si un evento súbito hubiera devastado las ciudades. La mayoría de ellos estaban cogidos de las manos como si la tragedia hubiera sobrevenido mientras huían de algo terrible.
Aún no se ha podido determinar la antigüedad de los esqueletos pero claramente apunta a decenas de milenios antes de nuestra era. ¿Qué explicación puede darse a la radiación aún presente en los esqueletos? ¿Qué explicación puede darse a la no aparición de signos de muerte violenta?. El yacimiento de esqueletos radioactivos análogos a los encontrados en Hiroshima y Nagasaki, pero con una clara diferencia: La radiación encontrada era 50 veces superior a la de los restos del holocausto nuclear de Hiroshima. Los restos encontrados están esparcidos por zonas que alcanzan las Regiones de Ganges y las montañas de Rajmahal, y muestran una clara exposición a un intenso calor. Las murallas y enormes cantidades de materiales aparecen fundidos y fusionados estructuralmente, como si se hubieran vitrificado, sin que aparezcan indicios de actividad volcánica en la zona de Mohenjo-Daro y el resto de las ciudades próximas a la zona. El intenso calor que hizo literalmente fundir todos los materiales , sólo tiene una explicación posible: Algún tipo de arma nuclear fue arrojada hace milenios y arrasó completamente las ciudades antiguas.
Existe evidencia empírica de que el imperio Rama (Ahora la India actual) fue devastado por una guerra nuclear hace 12.000 años. El valle Indú, es ahora el desierto del Thar, y los residuos radioactivos han sido encontrados al oeste del Jodhpur. Una densa capa de ceniza radioactiva ha sido detectada en Rajasthan y cubre un área de unos 5.000Km cuadrados, a unos 17 Kilómetros al oeste de Jodhpur. Los científicos están investigando el lugar, ya que presenta serios problemas de mortalidad infantil de origen hasta ahora desconocido así como altas tasas de cáncer en la población. Curiosamente los niveles de radiación en la zona son extremadamente altos y la región ha sido recientemente acordonada tras el resultado del hallazgo de las excavaciones. De confirmarse el hallazgo de forma definitiva, estaríamos hablando de un holocausto nuclear sucedido hace 12.000 años que causó un cráter visible de 2.154 metros de diámetro, y que puede localizarse a 400 kilómetros al noreste de Mumbai. La datación en años oscila entre los 12.000 y los 50.000, pues lo que no puede precisarse con exactitud su antigüedad.
Por último, no existen restos de meteoritos ni de otro material, volcánico o sísmico que justifique la radiación. Tampoco una explosión de un meteorito justifica una presión de 600.000 atmósferas o una radiación 50 veces superior a la bomba atómica que devastó Hiroshima.
Fuera del lugar mencionado existen otras huellas en distintos lugares del planeta que indican el mismo catastrófico final, como veremos en otras entradas.

Que cada uno concluya por si mismo, la evidencia está ahí afuera.


Archer 012







1 comentario:

  1. Esto es realmente muy interesante y escalofriante a la vez.

    ResponderEliminar